stockvault-boxer-dogs130869

Si tu perro ladra todo el día, es posible que le esté pasando esto.

Muchas veces solamente recordamos al ejercicio cuando existe un problema de salud, pero el ejercicio tiene importantes efectos en el comportamiento de un perro. Los perros jóvenes y en especial los cachorros tienen muchísima energía, y si no la queman, muchas veces tiene como resultado un comportamiento destructivo.

Si llegas a casa y eres de los que encuentras el relleno de los cojines por toda la sala, si tu perro no para de ladrar durante todo el día o encuentras tu tenis favorito destruido, con total seguridad es que el problema de tu perro es la falta de ejercicio.

Estas clases de comportamiento provocan el abandono de muchos perros por parte de sus dueños, gran parte es por la falta de conocimiento o interés por el cuidado de su mascota. Desafortunadamente algunas personas no piensan lo suficiente en el ejercicio al seleccionar una raza, y da la casualidad que eligen por lo general razas que necesitan mucha actividad física.

Por lo general un paseo alrededor de la cuadra no es suficiente. La mayoría de los perros necesitan más de 40 minutos de ejercicio físico y mental al día. La filosofía que tenemos que seguir es que un perro cansado es un buen perro, sin olvidar variar su ejercicio, cambiando juguetes, pasear por lugares distintos para ejercitar su cuerpo y mente.

Entendemos que muchas veces no se tiene el tiempo necesario para realizar estas actividades. Es por eso que existen lugares con gimnasio para perros donde se pueden divertir, jugar y gastar toda esa energía que tienen diariamente.

En Veracruz recomendamos darle una visita a Nicniu, que es un espacio de diversión para tu perro donde lo puedes dejar en manos de profesionales mientras realizas actividades tus diarias. Lugares como este que incluso cuentan con estética canina, y se preocupan por todo lo que tu perro necesita como la alimentación – Nicniu tiene recetas caseras para perros— y shampoos artesanales con los mejores ingredientes para cuidar la piel delicada de nuestros caninos.